Calakmul, ciudad maya.

Texto y fotografía Carlos González Abril 8, 2016
Durante nuestro recorrido por Calakmul, la plática de nuestra guía Gladis Chí Caamal me trasportó a los tiempos gloriosos de la cultura maya.

Durante nuestro recorrido por Calakmul, la plática de nuestra guía Gladis Chí Caamal me trasportó a los tiempos gloriosos de la cultura maya.

Campeche posee la reserva de la biosfera con la selva más grande del país, con un área de 723 185 ha, fue declarada como tal el 23 de mayo de 1989. En el centro de esta reserva se localiza uno de los centros urbanos del antiguo mundo maya, que probablemente se pobló desde hace más de 3 000 años. A su vez, la ciudad maya de Calakmul fue declarada por la UNESCO patrimonio cultural de la humanidad en 2002.

La reserva de Calakmul se localiza a 360 km al sureste de la ciudad de Campeche, y se llega por la carretera 186, muy cerca de la frontera con Guatemala. El viaje por carretera requiere varias horas de recorrido entre poblados y extensas zonas de la selva tropical.

En la reserva conocí a Fernando y a Leticia, una familia que trabaja como guías de turistas. Tienen un área para campamento dentro de la reserva y con ellos se puede acampar y caminar por los alrededores y, con suerte, se observarán algunos de los habitantes de la selva. Con Fernando también se pueden contratar diferentes excursiones para conocer sitios de interés. Pero sin duda es obligado conocer la zona arqueológica de Calakmul.

La variedad de flora y fauna de este sitio es extraordinaria, pues ahí viven 354 especies de aves y algunas migratorias de Canadá y EUA, 95 especies de mamíferos entre los cuales se encuentran cinco de las seis especies de felinos de Mesoamérica, como el tigrillo y el jaguar, y 36 especies de orquídeas, sin olvidar la gran cantidad de insectos.

Una ciudad amurallada

La ciudad de Campeche es un verdadero museo abierto para todos. Sus casonas viejas, sus murallas y fuertes con sus pesados cañones han sido testigos de innumerables batallas: enmudecidos ahora por el tiempo, pero prestos a contarnos su historia. El centro histórico fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1999.

Su gastronomía es principalmente a base de mariscos y entre los más conocidos están los camarones capeados con coco rayado o a la plancha, si así lo prefiere; el famoso pan de cazón que consiste en tres tortillas untadas de frijoles refritos entre las cuales se pone una capa de cazón guisado con cebolla, epazote y salsa de tomate. No se puede dejar de saborear un xcatic, que es un chile típico de la región, relleno de cazón y capeado; seguro ya se le hace agua la boca. Cuando visite la ciudad de Campeche no se sorprenda si ve a los hombres de compras en el mercado, por la mañana. Se dice que durante la época en que fueron asediados por los piratas en el siglo XVI y XVII, los hombres no dejaban que las mujeres se expusieran a los bandidos.

Campeche es un lugar extraordinariamente rico en sitios arqueológicos, con una de las pocas ciudades del mundo aún amuralladas, y vastas zonas de selva tropical, así como una franja costera privilegiada de kilómetros. Además cuenta con una variada cocina de toque muy particular. Todo esto hace de Campeche un sitio indispensable para visitar.

El significado de Campeche sigue siendo una incógnita y los arqueólogos no se ponen de acuerdo. La que mejor se adapta es la de Lugar del señor Pech, adorador del sol, donde Pech es el apellido de un antiguo sacerdote maya.

En la región maya central, Calakmul fue una de las ciudades más importantes, pues contó con grandes palacios, plazas y patios, y dos grandes pirámides que sobresalen entre la exuberante vegetación del lugar y que le da el significado: dos montículos adyacentes.

 

Un lugar magnifico para visitar, para el acceso se cobran tres boletos; primero, $ 28.00 por persona que cobra la comunidad de Conhuas, 20 km más adelante, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) cobra otros $ 56.00 por persona y finalmente, despues de otros 40 km, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) cobra $ 48.00 por persona si quiere entrar a la zona arqueológica.

Mayores informes:

Tel. 983 135 1497

luis8lewis@hotmail.com